Una puerta antiokupas en el barrio de Simancas

Una puerta antiokupas en el barrio de Simancas

Vecinos del edificio donde se encuentra una antigua oficina de Bankia 'okupada', en la se trapichea con drogas, han anunciado las medidas que han tomado, como tapiar la puerta para que los drogadictos no vuelvan a entrar.

De hecho la comunidad de vecinos ha adoptado la decisión de tapiar la entrada con una puerta antiokupas de grado 4 que esperan tener instalada en breve.

Ahora, dicen, pertenece al Ivima, pero antes fue una oficina de Bankia, no obstante los vecinos cansados de que no se adopte una solución a este problema por parte de la propiedad ni de ninguna administración, han decidido tomar cartas en el asunto, al menos para que el daño que se provoca a la estructura del edificio no siga adelante y evitar así daños mayores.

Droga y suciedad

La oficina, abandonada desde hace al menos dos años, está okupada permanentemente por drogadictos que la han convertido en una narcosala en medio de la basura.

Los vecinos han denunciado en reiteradas ocasiones la situación de suciedad y cochambre en la que se encuentra y el tráfico de droga

Hartos de la situación y después de haberla denunciado reiteradamente sin que les hagan caso, los vecinos ahora están muy preocupados porque el edificio se está deteriorando. Está en Castillo de Oropesa nº1 en Simancas, San Blas.