Los bares y restaurantes de zonas de oficina se quedan vacíos por el teletrabajo

Los bares y restaurantes de zonas de oficina se quedan vacíos por el teletrabajo

Las limitaciones en la movilidad y el aumento del teletrabajo también se está notando en las zonas financieras de la capital. En Azca, bares y restaurantes aseguran haber perdido el 70% de la facturación. Bajan sus ingresos, pero siguen pagando enormes facturas por el alquiler de sus locales. Muchos se han visto abocados al cierre. Los que sobreviven han tenido que reducir plantillas. Una situación que se repite en multitud de zonas de Madrid.

Es lo que ocurre en el entorno de las dos torres KIO. Allí, la apuesta por el teletrabajo ha ocasionado que las oficinas de las las torres están al 20% y negocios como el de Amancio han perdido una facturación del 70% respecto al año pasado. Ahora mismo tiene la mitad de la plantilla que tenían antes del coronavirus. Tres camareros cuando antes había siete. No hay clientes. Se han reducido los desayunos y las comidas de lunes a viernes ante la falta de personal en las oficinas.

Según datos de la asociación Hostelería Madrid, el 40% de los negocios hosteleros de la región está en riesgo de desaparecer por la pandemia. Una situación dicen agravada por la medidas de restricción que afectan al sector. Unos datos ue se verán agravados de aquí al final de año. Estiman que en el caso de seguir las restricciones, el 40 % de las empresas de hostelería de nuestra región desaparecerán, y las pérdidas de empleo ascenderán hasta los 78.000 trabajadores.

Amancio de momento aguanta pero no descarta el cierre de su local si la pandemia se mantiene.