Mejor que la anestesia

Buenos Días Madrid

| 21.06.2012

Conseguir que un niño de seis años esté complemente quieto es misión imposible. Por eso cuando hay que hacerles una resonacia había que ponerles anestesia. Hasta ahora. En el hospital San Juan de Dios de Barcelona se han dado cuenta de que unas gafas de 3D puden hacer mucho: eso y una buena película les calma tanto como la anestesia y evita que se muevan dentro de la máquina.