Un joven pide ayuda tras la paliza que sufrió en el metro de Madrid

Un joven pide ayuda tras la paliza que sufrió en el metro de Madrid

Una agresión en el metro de Madrid le ha complicado la vida. Un joven madrileño pide ayuda porque nadie se hace cargo de una operación de mandíbula que cuesta 8.000 euros. Le han negado las indemnizaciones por obstáculos burocráticos y por confusiones en el juicio.

La brutal agresión que sufrió Marcos en febrero del año pasado como consecuencia del asalto que sufrió en el metro de Madrid le ha amargado la vida.

"Sin ninguna humanidad"

“Me siento olvidado por las instituciones del Estado, no tienen ningún tipo de humanidad, denuncio eso y la poca preocupación”, afirma Marcos a Telemadrid. Sigue viviendo con las secuelas que le dejó la agresión.

El asaltante le quería robarle el dinero, le amenazó y todo terminó en una brutal pelea que le provocó lesiones en la mandíbula y le hizo perder dos piezas dentales.

Agresor insolvente

Marcos cuenta a Telemadrid que su vida “está destrozada tras la paliza en el metro”. Afirma que desde que sufrió la agresión su vida ha sido un infierno. Perdió dos dientes y la operación de mandíbula le cuesta 8.000 euros pero nadie se hace cargo.

Al agresor, de origen ruso, le detuvieron y en un juicio celebrado seis meses después le expulsaron de España. Como se declaró insolvente y Marcos acudió sin abogado al juicio le denegaron el derecho a indemnización.