Dos hombres acosan y roban a una mujer que vive en la calle en pleno centro de Madrid

Dos hombres acosan y roban a una mujer que vive en la calle en pleno centro de Madrid

Dos individuos han robado a una mujer que vive en la calle. Ocurrió en la calle Duque de Alba, en pleno centro de Madrid, y el atraco fue grabado por una vecina que oyó los gritos y que fue quien avisó a la Policía.

Asalto grabado

En las imágenes que ha enviado esta vecina a Telemadrid se ve a un lado de la calle a esta mujer, indigente, custodiando los pocos enseres que tiene en un banco y al otro lado varios hombres.

Intercambian unas palabras hasta que, finalmente, ellos cruzan la calle, la amenazan y le roban sus pertenencias, entre otras cosas una cadena y unos pendientes, sin que ésta se pueda defender.

Momento del robo a una indigente en la calle Duque de Alba |TELEMADRID

Cuando cogen lo que quieren, estos individuos que eran jóvenes y altos se van tirando a su paso todos los contenedores de la calle y montando un serio escándalo.

Seis años sin hogar

La mujer sin techo vive y duerme en un banco, tiene 45 años, se llama Jadilla y ahora tiene miedo de quedarse en él por las noches, según explica a Telemadrid.

Lleva 6 años viviendo en la calle. Dice que por la noche hay de todo “y muchas mafias, con armas”.

Indigente asaltada |TELEMADRID

Cuenta que se llevaron todo lo que tenía además de la cadena y los pendientes, aunque “todo lo que tenía” es de muy poco valor objetivamente, pero muy importante para ella como cargadores o una tarjeta del metro.

Ni siquiera tiene para una mascarilla

Jadilla apenas tiene nada, ni siquiera para tener una mascarilla y se cubre el rostro con una especie de pañuelo-mantilla.

Cuenta que siempre en la calle hay problemas pero que no quiere ir a los albergues porque allí también hay robos e inseguridad “no me gusta, mejor morirse en la calle”, dice.

Sola en el banco y atemorizada

La joven que grabó las imágenes y llamó a la Policía bajó cuando llegaron por si podía ayudar a la identificación de los ladrones con las imágenes. Pero dice que los agentes pasaron de ella y que el trato a la mujer tampoco fue bueno. La mujer se quedó sola en el banco atemorizada.

Cree que hay que tener muy mal corazón para robar a una persona sin techo. En esta zona las peleas y ruidos son bastante frecuentes, a menudo la gente va bebida y se montan broncas.