¿Cuántas veces hay que ducharse?

¿Nos duchamos demasiado?

Los españoles tenemos fama de ducharnos mucho, y de hecho ahora que se acerca el verano, aumenta también el número de duchas que nos damos, pero, ¿es esto bueno para la piel? ¿cuántas veces al día habría que ducharse para no dañarla?

Para resolver esta cuestión, en Buenos Días Madrid hemos hablado con Paloma Borregón, dermatóloga de cabecera.

"Normalmente recomendamos ducharse una vez al día, no más, y sí que depende del tipo de piel y luego de los productos que utilicemos, que a fin de cuentas son los que se encargan de eliminar la capa de grasa de nuestra piel, la de fuera y la nuestra propia"

¿Cómo minimizar el impacto de ducharse demasiado?

"Utilizando los productos adecuados. Normalmente son geles que no hagan mucha espuma o geles de tipo aceitosos. No aceites bajo la ducha de los que se eliminan después, sino gel en aceite" ha puntualizado la dermatóloga.

Cuanta más espuma hace el gel, más capa protectora se lleva de nuestra piel

Y es que a menudo usamos productos inadecuados sin darnos cuenta: "A veces pensamos que el gel, cuanta más espuma haga mejor, pero cuanta más espuma hace quiere decir que es más detergente, luego se lleva demasiada capa protectora de nuestra piel" ha explicado Paloma.

Siguiendo esta línea, la dermatóloga también ha indicado cómo ducharse si se hace más de una vez al día: "Lo que puedes hacer, si te duchas más, es intentar que sea o solamente con agua para refrescarte, o utilizar productos como los que he mencionado antes."

Hidratarse después de la ducha

"Lo más importante es que, aunque nosotros nos lavemos la piel y eliminemos la capa de grasa, luego nos hidratemos muy bien con cremas hidratantes. Es muy importante, y no de vez en cuando, sino todos los días" ha declarado Paloma Borregón.

"Si nos lavamos demasiado vamos rompiendo esa capa de barrera de la piel y salen eccemas"

Sin embargo, estos consejos no se aplican a la piel de todas las partes del cuerpo, ya que en el caso de la cara, los dermatólogos recomiendan lavarla dos veces al día.

Sobre todo en los casos de piel muy seca o atópica, no es recomendable lavarse más de lo normal: "Si nos lavamos demasiado vamos rompiendo esa capa de barrera de la piel y salen eccemas, que ya tendríamos que pasar a un tratamiento con cremas con corticoides y pasan bastantes semanas hasta que se cura."

¿Ducha o baño?

Frente a esta pregunta, la respuesta de la dermatóloga es clara: "Ducha, porque cuanto más tiempo permanezcamos en remojo, más tiempo se está debilitando nuestra piel."

"Siempre recomendamos duchas cortas y con agua no muy caliente"

"De hecho, siempre a los pacientes que tienen la piel atópica, seca o a los niños que ya tienen eccemas, a los papás siempre les recomendamos que no les apunten a natación porque el estar mucho tiempo en remojo es peor" ha continuado diciendo.

"Siempre recomendamos duchas cortas y con agua no muy caliente" ha concluido Paloma.