Los supermercados, víctimas de los ladrones multirreincidentes

Los supermercados, víctimas de los ladrones multirreincidentes

Según un informe de la CEOE, en España no se persigue el hurto multirreincidente profesional. Lo sufren, por ejemplo, los supermercados españoles.

Serafín Giraldo, inspector de Policía, afirma que al ser establecimientos públicos no se puede prohibir la entrada de estas personas a los comercios, a no ser que un juez lo impida. "Lo que pueden hacer los dueños es retener a estas personas y llamar a la Policía Nacional, que son los capacitados para cachearles", asegura.

Lo que se suele hacer es que los vigilantes de seguridad pidan el dinero a los ladrones, pero a veces pueden acabar denunciados los propios vigilantes por excesivo cacheo. "Hemos detectado hurtos por encargo. Personas con pensiones muy bajas llegan a contratar la compra y se la venden a un menor precio", indica.

"En la mayor parte de los casos suelen ser delincuentes toxicómanos que llegan a ser contratados por otras personas que realmente lo están necesitando", señala. La mayor parte de los productos que sustraen son productos caros.

En el estudio de la CEOE promueve un cambio del código penal porque hasta ahora, estos hurtos solo tienen multa económica.