El Club Baloncesto Collado Villalba pide ayuda para Txetxu

El Club Baloncesto Collado Villalba pide ayuda para Txetxu

Ayuda para Txetxu. Nos la piden sus compañeros del Club Baloncesto Collado Villalba. La familia del jugador necesita apoyo económico para comprar una silla de ruedas eléctrica, una cama articulada y adaptar su vehículo.

El joven jugador sufrió una muerte súbita el pasado 9 de junio. La rápida intervención de Maka, el entrenador, al hacerle la reanimación cardiopulmonar, le salvó la vida.

Y desde ese día, Txetxu lleva cinco meses en el Hospital de La Paz, tras sufrir un daño cerebral.

Su capacidad de superación en estos meses es increíble y está luchando este partido como lo hace en la cancha, con todas sus fuerzas, contra todo pronóstico médico.

Su familia se ha volcado con el jugador para cuidarle y atenderle en el hospital.

Necesitan ayuda para los 15.000 euros de los gastos para cuidar a su hijo

Txelo, su madre, ha tenido que reducir su jornada laboral y Juanma, su padre, ha dejado, de momento, su trabajo.

Además, esta situación supone unos gastos muy cuantiosos que no pueden asumir, unos 15.000 euros.

El club busca ayuda económica para la familia, que debe afrontar la adaptación del vehículo (8.000 euros), una silla eléctrica (3.000 euros), una grúa para mover a Txetxu (1.000 euros) y una cama articulada (3.000 euros).

Pueden ayudar a José Romero Valverde (Txetxu) en la cuenta solidaria: ES79 2038 2220 2460 0080 4456

“Txetxu está empezando a seguir órdenes de los rehabilitadores"

“Estábamos merendando viendo los vídeos de la temporada y Txetxu se nos desplomó. En seguida nos dimos cuenta de la gravedad y le hice una reanimación cardiopulmonar”, asegura el entrenador a Telemadrid.

Cinco meses después continúa en la Paz con un nivel mínimo de conciencia.

Como todos los chicos que juegan al baloncesto, Txetxu sueña con ser un jugador profesional. “Txetxu está con daño cerebral pero está empezando a seguir órdenes de los rehabilitadores. Todo el personal médico está volcado con él y cualquier avance es importantísimo”, asegura Piedad, la madre de un compañero de Txetxu.