La mayoría de los vecinos de Santísima Trinidad 23 pasan la noche realojados tras el derrumbe de las pasaleras interiores

Ayer ocho vecinos quedaron atrapados en el número 23 de la calle Santísima Trinidad debido al derrumbe de las pasarelas interiores. Los bomberos consiguieron sacarlos gracias a un andamio interior que levantaron en la corrala.

El derrumbe, que tuvo lugar a las 9 de la mañana, ha causado que la mayoría de los vecinos pasaran la noche realojados en casas de familiares o en hoteles facilitados por el Samur Social. Los vecinos de las viviendas exteriores podrán recuperar su hogar cuando vuelvan a habilitar el agua y el gas, ya que por el momento únicamente disponen de luz.

Por otra parte, los vecinos cuyas viviendas pertenecen al lado interior deberán esperar para poder entrar a la vivienda. Por el momento, los andamios van a hacer la función que realizaban las pasarelas y estos podrán acudir a sus viviendas de 12:00 a 13:00 con el objetivo de poder recoger parte de sus enseres.

Mejores Momentos

Programas Completos