Peligro al volante, un 30% de los conductores conduce con chanclas en verano

Peligro al volante, un 30% de los conductores conduce con chanclas en verano

Conducir con un calzado inadecuado puede ser objeto de sanción, y conducir con chanclas, algo que algunos usuarios hacen en verano por comodidad, es aún más peligroso. Según un estudio del RACE hasta un 30% de los conductores reconoce usar chanclas -e incluso ir descalzos- en el vehículo.

Son datos, del último informe presentado por el RACE sobre el calzado adecuado en la conducción en el que pone en evidencia la gran cantidad de gente que conduce sin cumplir con las normas básicas de seguridad.

Más de un 30% de los encuestados afirman haber conducido con calzado peligroso (chanclas, botas de montaña, tacones, descalzos…) a pesar de reconocer el riesgo y asumiendo que pueden ser multados.

Además, un 38% de las mujeres confiesa que ha conducido con zapatos con plataformas y un 36% con tacones altos, en tanto que un 33% de los conductores ha estado ante el volante alguna vez con botas de seguridad de suela ancha y un 32%, con botas de montaña.

Conducir con un calzado no adecuado es uno de los grandes riesgos a la hora de ponerse al volante, y es una conducta que aumenta considerablemente en las vacaciones, ya que son muchos los conductores tentados a desplazarse a la playa en chanclas e incluso descalzos.

El RACE recomienda conducir con un calzado que vaya bien sujeto al pie, no resbale de los pedales, proporcione adherencia entre el pie y los pedales, no tenga elementos que puedan engancharse en los revestimientos del vehículo y no sea ni demasiado grande ni demasiado pequeño.