Pedro Somolinos, torero retirado, lleva una semana durmiendo en un coche en El Berrueco

Pedro Somolinos, torero retirado, lleva una semana durmiendo en un coche en El Berrueco

Vecinos de El Berrueco han denunciado la situación de indigencia y falta de asistencia de Pedro Somolinos, de 66 años. Fue torero reconocido en los años 70, apadrinado por Ortega Cano.

De la fama pasó a la caridad por culpa de las drogas y brotes psiquiátricos. Tenía plaza en la residencia de El Berrueco, concertada y gestionada por el grupo CLECE. Hace unos meses Pedro pidió permiso para salir a tomar un café.

Colecta vecinal

Según cuentan los vecinos, la directora le engañó, le hizo firmar un documento en el que renunciaba a su plaza. Cuando regresó le impidieron la entrada, intervino la Guardia Civil y le llevaron a un hostal. Tampoco le dejaron llevarse sus cosas.

Ha estado un tiempo en un albergue que, dice, ha cerrado recientemente. Pedro lleva una semana viviendo en la calle. La única ayuda que tiene es la de los vecinos que le han facilitado un coche para dormir y han hecho colecta para comprarle comida y medicamentos. Ha tenido varias operaciones de estómago y su salud está muy comprometida.

Buenos Días Madrid ha hablado con el alcalde de El Berrueco, Jaime Sanz. Cuando se enteró que no podía volver a la residencia puso el caso en conocimiento de la Consejería de Asuntos Sociales. Le explicaron que Pedro había renunciado a su plaza y no podía volver. El ayuntamiento le pagó unos días en un hostal en La Cabrera. Le explicaron que tenía problemas para adaptarse y podía ser conflictivo, pero tras la intervención del alcalde Pedro Somolinos recuperará su plaza en la residencia de El Berrueco.