Incendios, inseguridad y miedo en un bloque de viviendas sociales en Parla lleno de okupas

Incendios, inseguridad y miedo en un bloque de viviendas sociales en Parla lleno de okupas

Okupas y vecinos enfrentados en una urbanización de viviendas de Parla, en el número 1 de la calle Fuente de la Arenosa. Es conocida como 'la urbanización de los horrores'.

Han intentado echarles en varias ocasiones, pero resulta imposible. Denuncian que los okupas han provocado ya varios incendios en el edificio y una de las vecinas, Débora, muy afectada, nos cuenta que incluso han pegado a su hijo, de tan sólo once años, el pasado sábado ocasionándole heridas en el rostro. Denuncia la inseguridad que tienen que soportar, con peleas diarias y tráfico de drogas, y la falta de mantenimiento.

La urbanización cuenta con unas 280 viviendas y más de la mitad de ellas están 'okupadas'. Son pisos del Sareb, procedentes de la inmobiliaria Solvia del banco de Sabadell., y también pisos propiedad del Ayuntamiento de Parla.

Carreras ilegales en los garajes

Los bomberos han tenido que desalojar algunos bloques como consecuencia de los incendios que se han llegado a producir en la urbanización.

En tres ocasiones han prendido fuego en los garajes de los edificios, llegando a arder hasta 35 coches.

Los vecinos dicen que lo hacen para eliminar pruebas que podrían dejar en los vehículos ya que en el interior de los garajes se llegan a producir carreras ilegales de coches.

Abandono

Los vecinos reclaman ayudas a las administraciones y denuncian que incluso llega a ver plantaciones de marihuana en algunas viviendas, además de señalar el abandono en que se encuentran las instalaciones comunitarias, con acumulación de basuras, escombreras, roturas de cuadros eléctricos y caídas de aguas fecales en los garajes.

Los vecinos que quedan en el edificio no pueden irse porque no pueden pagar un alquiler mayor de 380 euros.

Ante las denuncias realizadas ante la propiedad, los vecinos señalan que se han desentendido de la situación en que se encuentran los bloques de viviendas y "no hacen nada".