Modista artesanal, una profesión en extinción

En la industria textil madrileña hay más de 8.000 diseñadores. Ángel Fernández es un artesano del textil de Chinchón, comenzó en 1950 con 14 años. A pesar de que vio como los asiáticos realizaban más artículos en menos tiempo continúo con la ilusión del primer día. También enseña y apoya a los jóvenes madrileños a ser artesanos del textil.

Inmaculada Camacho tras 30 años en el mundo de la consultoria decidió dejarlo e introducirse en el mundo de la moda artesanal. Una amiga le insistió en que creará una línea de bolsos e Inmaculada apostó fuerte por este proyecto. Se centró en los productos locales, desde la materia prima hasta la distribución. Intentando además realizar sus productos a partir de materiales reciclados. Por ejemplo, la tela de los toldos la utiliza para la realización de bolsos.

Ellos son sólo algunos de los numerosos artesanos que hay en nuestra Comunidad.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Ministerio de Justicia