Juan está atrapado en su nueva casa de Parla, en silla de ruedas y sin ascensor

Juan está atrapado en su nueva casa de Parla, en silla de ruedas y sin ascensor

Juan tiene 53 años y padece esclerosis múltiple desde hace 33. Habitualmente va en silla de ruedas.

El pasado 5 de junio su mujer y él firmaron las escrituras de su nuevo piso en Parla. Lo pagaron íntegramente porque antes habían vendido su vivienda. Les dijeron que a lo sumo en tres días tendrían luz, agua y gas, pero a día de hoy solo tienen luz y agua de obra porque las empresas no han dado de alta los suministros.

Juan se siente engañado. Lo denuncia en el programa Buenos días, Madrid de Telemadrid. Ha pasado un mes y siguen sin luz, sin gas y, por supuesto, el ascensor no funciona.

Dice que la situación es insostenible porque tiene que ser su mujer la que le ayude a subir los tres pisos, que evidentemente no pueden tener comida perecedera en casa porque no pueden conservarla y que calientan el agua que necesitan con un infiernillo.

Juan cuenta que Iberdrola le ha echado para atrás por tercera vez el alta de la luz. Culpan a la distribuidora pero él cree que se pasan la pelota de unos a otros. En el Ayuntamiento le dicen que han tramitado el funcionamiento del ascensor pero que el contratista se agarra al atasco administrativo generado por el coronavirus.

Juan, además, se queja de que en su vivienda no le han hecho las reformas que había pedido por tener necesidades especiales como las puertas más anchas o quitarle la bañera y ponerle un plato de ducha. Le dicen que al ser una vivienda de venta libre no tienen obligación de hacerlo.