Arranca en el Paseo del Prado la campaña de poda en Madrid que afecta a 14.000 árboles

Arranca en el Paseo del Prado la campaña de poda en Madrid que afecta a 14.000 árboles

En el Paseo del Prado ha arrancado este lunes la campaña de poda en Madrid, que afectará a más de 14.000 árboles de los 21 distritos. Se llevará a cabo por tramos en el arbolado que tenga estructuras descompensadas o demasiado voluminosas.

Los árboles del Paseo del Prado son plataneros de unos 25 o 30 metros de altura. Los operarios cortan las ramas de más peso y que pueden ceder si hay un temporal, según explica a Telemadrid Juan Carlos Pastor, jefe de Conservación de Zonas Verdes y Arbolado del Ayuntamiento de Madrid.

En aras de la seguridad

“Pedimos paciencia –dice Pastor- porque siempre hay algunas molestias para los conductores o los viandantes, pero lo tratamos de hacer con la máxima seguridad y lo más ágil posible”. Añade que el objetivo de la poda es “evitar riesgos, aclarando la copa de los árboles y evitando interferencias con otras estructuras, como los semáforos o farolas”.

La poda, que ha empezado a mediados de noviembre se va a prolongar hasta el próximo mes de marzo y va a sanear 14.302 árboles en los 21 distritos de la capital

Se avisará con antelación

El Ayuntamiento de Madrid ha iniciado esta semana su plan de poda 2019-2020, donde se despejarán copas y se cortarán ramas de hasta 14.000 árboles -sin tener en cuenta los parques históricos- hasta el 15 de marzo.

Poda de árboles en el Paseo del Prado

El Consistorio madrileño señalizará las podas en los 21 distritos con 48 horas de antelación, para que los vecinos puedan conocer los trabajos y retirar si fuese necesario sus vehículos. Además, en la web municipal están listadas, distrito a distrito, las calles en las que se acometerán podas.

Ejemplares de gran altura

La mayoría serán en árboles situados en la vía pública -8.800- y el resto, 5.500 está en zonas verdes, un cómputo que excluye los parques históricos y singulares, que cuentan con planes específicos.

Los olmos, plátanos, pinos y acacias serán las especies más afectadas porque son los de ejemplares "envejecidos y de gran altura".

La poda se acomete cada año entre noviembre y marzo porque es el período en el hay parada vegetativa y menos estrés y pérdida de savia hay en los árboles y finaliza justo antes de que los árboles empiezan a brotar, un período que varía en función de las condiciones meteorológicas.