Agredido por ir a su cita presencial en el SEPE: “Me esposaron a una barandilla y me dieron con una porra”
Vídeo: Telemadrid | Foto: TELEMADRID

Agredido por ir a su cita presencial en el SEPE: “Me esposaron a una barandilla y me dieron con una porra”

Pablo Puyol fue agredido y golpeado por el vigilante de la oficina el SEPE, Servicio Público de Empleo que depende del Ministerio de Trabajo, en la calle O'Donnell de Madrid, donde iba a tramitar su ERTE. Puyol relata a Buenos Días Madrid cómo ocurrieron los hechos.

Pablo Puyol trabaja en una empresa que emplea a personas con discapacidad y ha estado en ERTE del 31 de marzo al 15 de junio. Tras mucho tiempo sin conseguir que le atendieran telefónicamente o a través de Internet, en el SEPE consiguió una cita presencial para tramitar el cobro de su ERTE.

"No atendían los ERTE"

“Yo tenía cita previa desde el día 3 de septiembre –señala- y la tenía este viernes pasado a las 11, fui a O'Donnell número 12 y el auxiliar de la puerta me dijo que a dónde iba; le dije que tenía cita previa, me preguntó para qué era; le dije que para el ERTE y me dijo que los ERTE no los atendían que no me iba a atender y que me fuese a casa y que lo hiciese a través de la web”.

“Le expliqué que lo de la web ya lo había hecho 20 veces y que no servía de nada y que también había llamado por teléfono. Me dijo que le daba igual, que no me iban a atender y yo le dije que si tenía una cita previa desde hace dos meses no me iba a ir hasta que me atendiese un funcionario. Que me diga que no hay dinero para pagarme o que no me quiere pagar, bueno, pero por lo menos que me dejen sentarme delante de un funcionario que esos 5 o 10 minutos los tengo reservados a mi nombre”.

"Me esposaron a una barandilla y me dieron con la porra"

Ante su insistencia el auxiliar que está en la puerta llamó al de seguridad, momento en el que empiezan las agresiones. “Entre los dos me redujeron –dice Pablo Puyol- me dieron una paliza, me echaron fuera, me pegaron puñetazos, un rodillazo en la cara, me esposaron a la barandilla y luego me pegaron con una porra”

“Yo grité –sigue relatando Puyol- Esto era en medio de la calle O,Donnell a la una de la tarde con mucha gente transitando y grité por favor que llamasen a la Policía. Cuando vino la Policía tomó los datos. A mi me metieron en la ambulancia y me dijeron que fuese a hacer un parte de lesiones y que luego fuese a formular la denuncia”.

Una paliza "porque sí"

Niega Puyol que se pusiera violento en ningún momento: “En absoluto, yo lo que hice fue plantarme en mis trece, dije que no me iba a ir si nadie me atendía. Incluso le dijo el auxiliar al vigilante de seguridad que me hiciese una llave y me tirase al suelo. Yo intenté evitarlo y nos caímos los tres al suelo y ahí ya la paliza fue tremenda”.

“Esto es una vergüenza por dos partes, una por los dos vigilantes estos que se han permitido pegarme una paliza porque sí y segundo por parte del SEPE por no atender a la gente que tenemos un ERTE, lo que no quieren es oír quejas y eso es lo verdaderamente terrible”, afirma.

Tras llegar la Policía Pablo Puyol fue al hospital Gregorio Marañón para que le hicieran un parte de lesiones por policontusiones. Posteriormente se dirigió a la Policía a poner la correspondiente denuncia.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Agresión