¿Hemos perdido el miedo a saltarnos el confinamiento?

Hoy en el Intercambiador, la periodista de Madrid Diario María Cano ha contado el caso de colectivos de irregulares entre los que se encuentran manteros y prostitutas. "Si para el común de los mortales esta situación la llevamos regular, para los que no tienen papeles y no pueden acceder a las ayudas es peor.

Las prostitutas que no están empadronadas, la mayoría, no pueden acceder a ningún tipo de ayuda. Suelen vivir en habitaciones alquiladas y muchas están acumulando deudas o siendo, directamente expulsadas. Por eso se están regulando para autoayudarse.

A los manteros les ocurre lo mismo y han creado una especie de "caja de resistencia" para subsistir mientras dure el confinamiento. De momento, han ayudado a 60 de ellos con 200 euros para que se puedan alquilar una habitación.

En el caso del servicio doméstico de internas sin papeles, dicen que están encerradas, que se les obliga a trabajar de lunes a domingo, y que encima tienen más carga de trabajo porque hay más gente en sus casas".

Por su parte, Ferrán Boiza del diario El Mundo, nos cuenta que se han disparado las multas por incumplir el confinamiento. "Crece la sensación de que hay más gente por la calle. Algo así como si hubiéramos perdido el miedo o nos hubiéramos relajado. Todos estamos cansados de estar en casa. Y los datos lo avalan. La policía Municipal de Madrid ha duplicado el número de multas. El sábado se pusieron 900 denuncias, frente a las 400 de sábados precedentes. Especialmente el viernes por la tarde y sábados hay aumento de personas que salen a la calle en los distritos de Centro, Puente de Vallecas, Villaverde y Carabanchel. La policía ha tenido que aumentar los controles. Los agentes explican que la totalidad de las horas extra corresponde a servicio de vigilancia, ya que los delitos se han desplomado un 70 por ciento en Madrid", termina