‘El intercambiador’: La prensa, intrigada por el secretismo del inicio de campaña de VOX

El acto sorpresa de inicio de campaña de Vox es el tema con el que arranca este jueves El Intercambiador, en esta ocasión con las claves de la actualidad propuesta por María Cano (Madridiario) y Ferrán Boiza (El Mundo). Vox ha convocado a la prensa a un acto programado para las ocho de la tarde en un lugar secreto. Solo cuentan que nos llevarán en un autobús que sale de la calle Velázquez. El mensaje añadía que el que quisiera aventurarse debía acreditarse antes de las 12 de la noche. Parece que hay prisa por comenzar la campaña. Los carteles de Villacís en las marquesinas o los balcones como soporte electoral como alternativa a las farolas son otros dos ejemplos, señala María Cano. Las instrucciones nos las dará el jefe de prensa del partido una vez que estemos dentro del autobús, añade Ferrán Boiza. Es un poco absurdo este juego al escondite. No me había pasado nunca esto de tener que cubrir un acto de campaña sin saber en qué lugar. Las relaciones de Vox con los periodistas nunca han sido muy fluidas. Si el argumento es la seguridad, no se entiende. Anteriormente han hecho actos sin problemas, por tanto, no entiendo esta decisión.

En el repaso de asuntos del día, María menciona la entrevista a Isabel Díaz Ayuso que publica Madridiario. La candidata del PP a la Comunidad se queja de que se la somete a un escrutinio que otros no padecen y se busca el fallo para viralizarlo. Dice que le parece sospechoso. Por lo demás, quiere poner el acento en la clase media, la eterna olvidada, y hacer posible que también a esos madrileños les lleguen las ayudas.

El último de los asuntos que remarca Ferrán Boiza es la inyección de 28 millones que va a tener que aprobar el Ayuntamiento de Madrid para cubrir el déficit generado por Madrid Destino. Hemos explicado ya los problemas de esta empresa pública de gestión de espacios culturales. El Pleno extraordinario de hoy debe aprobar un crédito extra para tapar el agujero de las cuentas de este año 2019. No llevamos ni seis meses y ya necesita dinero. Es una demostración de la pésima gestión municipal.