Análisis del enésimo capítulo del culebrón sobre la investidura en Madrid

En ‘El Intercambiador’ del jueves, 25 de julio, María Cano (Madrid Diario) y Cristina Gil (Europa Press) destacan las claves de la información madrileña.

La investidura de Isabel Díaz Ayuso se resiste y María Cano aporta novedades sobre si hay pacto o no lo hay. “El reloj de la democracia avanza pero de forma muy cansina. O son muy buenos actores o hay detrás un poquito de estrategia. Se dice que Ignacio Aguado está jugando a desgastar a la candidata popular para llegar al final al mismo acuerdo. Además, el nuevo reglamento de la Asamblea es muy ambiguo y no está claro que no se pueda hacer la investidura en agosto. El propio Aguado dijo que agosto era un mes estupendo para investir a un candidato. En definitiva, estamos en el mismo punto siempre”.

Sobre este asunto Cristina Gil introduce el debate sobre si el documento presentado ayer por Vox se parece o no al de Murcia. “Ignacio Aguado tiene razón. Lo único que tiene en común con el de Murcia es que consta de tres hojas. En el de Madrid se solicita la firma de los tres candidatos, algo que no ocurría en el de Murcia, y ese espacio para la rúbrica no le ha gustado a Ciudadanos. Donde radica el mayor problema es en el apartado dedicado a la libertad de educación y pensamiento. Habla de derogar la normativa LGTBI y por ahí no pasa Ciudadanos. El PP recibió antes el documento de Vox y nada más verlo se propuso suavizarlo. Y en esas están ahora”.

Al margen de la actualidad política, María Cano avanza también que la apertura del parque del Wanda Metropolitano ya está a punto. “Desde el 5 de agosto los vecinos de la zona y los abonados ya podrán disfrutar de este nuevo espacio. Tendrá zonas para niños, otra para ejercicio de mayores, un circuito biosaludable con tres partes, un skatepark y abundante y seleccionada vegetación”.

El último asunto que comenta Cristina Gil es la plataforma que ha lanzado el Ayuntamiento para ayudar a los ciudadanos a reciclar sus enseres. “Se llama ReMad. La idea es dar una segunda vida a objetos que no queremos utilizar. Los ciudadanos pueden hacer una foto al objeto que quieran donar (ni comida ni ropa), colgarla en la web del ayuntamiento y obtener puntos. De momento está funcionando muy bien”.