A Ayuso no le gustan las filtraciones de los nombres de C´s pero los da por amortizados

Ferrán Boiza de El Mundo asegura que la fiesta de La Paloma ya se vio que presidenta (Isabel Diaz Ayuso) y vicepresidente (Ignacio Aguado) no tienen una relación fluida. “Ambos tienen deseo de imponerse en los medios. Aguado aprovechó el primer acto público para confirmar que Ángel Garrido iba a ser consejero de Transportes y además, se hizo acompañar por él, para que hiciera las correspondientes declaraciones y tour por los medios”.

Los gobiernos de coalición no son fáciles pero el que arranca, parece que no empieza de la mejor manera, afirma Boiza. “Había una norma no escrita de que los nombres de los consejeros se confirmaban después de la toma de posesión de la presidenta. Y esta vez no se ha cumplido”, señala. Y recuerda que en 2012, la popular Regina Plañiol, consejera de Justicia se quedó sin cartera porque envió un email diciendo que se iba otra cartera y cayó fulminada.

Sara Medialdea de ABC habla del segundo nombre que adelanta su medio. Alberto Reyero, como consejero de Política Sociales, Familia y Natalidad. “Lo de natalidad es un guiño a Vox. Es diputado de Ciudadanos y la filtración de su nombramiento va en la línea de que durante a lo largo de la semana iban a ir contando sus consejeros, sin esperar a Ayuso. Así se rompe todas las normas del protocolo y del respeto”.

Medialdea cree que las filtraciones no le hacen gracia a Ayuso pero que los da por amortizados. “Sabe que va a haber tensiones toda la legislatura y que es mejor tomárselo de manera diplomática. Este bigobierno tiene algún secreto oculto, como por ejemplo, el hecho que habrá consejerías donde el consejero será del PP y el viceconsejero de C´s. Parece que se va a hacer para vigilarse. Va a haber mucha desconfianza mutua”, enfatiza.

Hablando de nombramientos, Boiza apunta a Marta Rivera de la Cruz (C´s) como nombre que suena para la consejería de Cultura.

Y sobre eclipsados, ayer en la fiesta de la Paloma, Medialdea afirma que Almeida, que debería haber sido el protagonista, no lo fue, y parecía que era uno de los invitados.

Más de El intercambiador