La caridad en Madrid alerta de que ya no dan abasto para tanta demanda de ayuda

Hoy en El Intercambiador de Buenos Días, el periodista de 20 Minutos, Pablo Rodero ha arrancado el lunes destacando las largas filas de personas en Aluche que demandan ayudas sociales. “Esas colas se han convertido en un símbolo pero hay otros barrios donde también se producen como en Puente de Vallecas, Carabanchel o Villaverde.

Muchas familias del sur de Madrid demandan productos de alimentación básica. El Ayuntamiento calcula que 10.000 personas se alimentan así a lo largo de la semana. Las Federaciones de Vecinos alertan que están desbordadas y que ya no tienen productos en sus estanterías, que las familias están al límite y que la cosa parece que no va a ir a mejor”, comenta.

Latina, Puente de Vallecas y Villaverde lideran las colas del hambre en Madrid

Por otra parte, Ferrán Boiza de El Mundo, se refiere a otro colectivo afectado, el de estudiantes que quieren entrar en la universidad. “En situación normal habría 37.000 chavales pensando en la EvAU porque les faltaría 2 ó 3 semanas. Estos días, parece que sí la tendrán y se están diseñando los detalles. Será extraña porque hay que ajustarla a los protocolos de seguridad.

La EBAU madrileña se desarrollará en 4 días, con mascarillas y con una ocupación de las aulas del 33%

La novedad es que será presencial, con mascarillas y guantes. Y el calendarios, serán 4 días, para no superar el aforo del 33% de las aulas. El 6 de julio, para los de ciencias. El 7, para los de letras. El 8 y 9 para las optativas y libre configuración. Y el 10 para incidencias. Si todo va bien, el 16 de julio, se publicarán las notas”.

Rodero también se refiere a las aperturas en esta fase 0,5 de Madrid. “Se van a reabrir los comercios. Muchos se van a tener que adaptar, incluidos los grandes locales comerciales. Se abren algunos museos, pero no los principales como el Prado, el Thyssen o el Reina Sofía, que esperarán a la primera semana de junio, porque siguen preparando las medidas de seguridad. Sí abren las bibliotecas y el mayor cambio se produce en los velatorios”, afirma.

Boiza sobre una e que informa en tiempo real del estado de los enfermos hospitalizados a los familiares. “Ahora que no se puede acudir a las habitaciones, la tecnología sale al rescate para aliviar dudas e incertidumbres. Facilita datos en tiempo real del estado de salud del familiar, de mantera detallada. De momento, está en fase piloto, con un número limitado de pacientes. Y se irá implementando poco a poco esta herramienta a todos los hospitales regionales. Se accede a través de un código único e intransferible. En caso de novedades en el estado de salud, reciben un aviso telemático inmediato”.