Última hora del 'caso Gabriel' con José María Benito, portavoz de la Unión Federal de Policía

La versión de Ana Julia Quezada, le permitiría eludir una acusación por asesinato, que cuando la víctima es un niño acarrea la pena de prisión permanente.

En caso de no haber sido planeado, podría considerarse como homicidio (10 a 15 años) o incluso homicidio imprudente (uno a cuatro años).

Mejores Momentos

Programas Completos