Manuel Giménez: “Con un 5% del accionariado de Airbus, no podemos asumir el 26% de los despidos”

El consejero de Economía, Empleo y Competitividad de la Comunidad de Madrid, quien por cierto, jugó el pasado domingo el amistoso por el 25 aniversario de Onda Madrid entre políticos y periodistas de la casa, ha hablado sin cortapisa de Airbus, impuestos y Amazon.

Manuel Giménez cree que la consejería de la que está al frente, se pone a disposición del comité de empresa de Airbus y sus trabajadores, para trasladar las necesidades de la compañía a la ministra de Trabajo. "Y ésta a su vez, a la de Defensa (por Airbus Military), para que defienda los intereses de España en Bruselas o en Airbus central en Toulouse", indica el consejero.

"No nos podemos 'comer' el 26% de los despidos"

Le explica a Juan Pablo Colmenarejo que es una empresa cuyos accionistas son gobiernos. "Por eso, no entendemos que si a España le corresponde el 5 por ciento del accionariado, no nos podemos 'comer' el 26% de los despidos", destaca Giménez. Mientras, la Comunidad de Madrid ha pedido al Gobierno que actúe para preservar el empleo de esta importante empresa en la localidad de Getafe.

Cesión de la Seguridad Social

Sobre la cesión a Euskadi del régimen económico de la Seguridad Social, "el recorte de competencias es una traición al estado de las autonomías y al principio de solidaridad regional. Madrid es la región más solidaria. Ingresa 78.000 millones de euros y vierte a la caja común más de 62.000 millones. No se puede cuestionar la solidaridad madrileña. Con esta decisión de romper la caja común de las pensiones, se cuestiona la autonomía de Madrid para sumar solidariamente a todos los españoles. Es un drama que no podemos explicarnos porque no tiene racionalidad económica", mantiene.

"Se cuestiona la autonomía de Madrid"

El consejero asegura que no es dumping fiscal ni deslealtad que Madrid tenga la fiscalidad más baja “Todas las comunidades deberían ser libres para acometer una regulación a la 'madrileña'. No se trata de que todos estemos igual de mal, sino que seamos capaces de competir a nivel mundial. Si se impone la armonización fraudulenta del gobierno central, las empresa no se van a ir a otras regiones sino a otros países y vamos a perder empleos en toda España”, explica el consejero.