José Luis Álvarez Ustarroz :”Para esta crisis la mejor receta es bajar los impuestos”

Cada semana Ely del Valle se acerca a un municipio de la Comunidad de Madrid para charlar con su alcalde o alcaldesa. En esta ocasión, la localidad elegida ha sido Majadahonda. Su alcalde, José Luis Álvarez Ustarroz, ha contado cómo se preparan para esta esperada nueva normalidad y conocer las medidas puestas en marcha por el consistorio para hacer frente a la pandemia que estamos viviendo.

El regidor pide prudencia y seguir tomando las medidas de seguridad establecidas para evitar nuevos posibles contagios de Covid 19 al menos hasta que no tengamos una vacuna y una cura para combatir al virus. “Más que miedo hay que tener precaución”, sostiene.

Poco a poco, recuerda el alcalde, se reanuda la actividad económica y prueba de ella es la reapertura hace unas semanas del Mercadillo de Majadahonda, -el mejor de la Comunidad de Madrid-, puntualiza, que, a partir del próximo lunes abrirá al 50% de su capacidad siguiendo las recomendaciones higiénico sanitarias para hacer compras con la mayor seguridad posible.

Desde su Ayuntamiento se apuesta por seguir bajando impuestos, siguiendo la línea de las políticas del PP, sostiene, que son las que siempre han sacado a las autonomías de las peores crisis que han tenido en la historia de la democracia. “Para esta crisis que va a ser muy importante la receta va a ser mayor libertad y menos impuestos que es lo contrario a lo que parece que está haciendo el gobierno central”. Y es, según Álvarez Ustarroz, la historia ha demostrado que subir los impuestos perjudica a la economía porque los inversores se fugan y se deja de recibir inversión extranjera. El dinero donde tiene que estar, afirma, es en el bolsillo de la gente.

De ahí que Majadahonda tenga el IBI más bajo que permite la ley y seguimos ahondando en rebajas fiscales dentro del poco margen que nos queda.

A mediados de mayo, para reactivar la economía tras la crisis derivada de la pandemia, se aprobó en el Pleno del Ayuntamiento una importante bajada de impuestos para los vecinos. Una reforma fiscal que supone 1,5 millones de rebajas en tributos y tasas a familias y empresas que servirán para dinamizar la economía y el empleo.

Para el sector de la hostelería y el comercio local, los grandes castigados de la crisis, el Ayuntamiento contempla ayudas para costear las mamparas y demás elementos de seguridad e higiene obligatorios para protegernos de coronavirus. Por eso, se ha acordado con el Círculo de Empresarios que se vaya a destinar una primera partida de 500.000 euros para que les ayude a desarrollar sus actividad y se puedan mantener los puestos de trabajo en la medida de lo posible.

Por desgracia este año no se podrán celebrar las Fiestas en honor al Cristo de los Remedios. Esperemos que el año que viene podamos disfrutarlas con más alegría y más ganas.