Javier Ayala: “Las restricciones producen intranquilidad y es farragoso confinar por barrios Fuenlabrada”

Javier Ayala, alcalde de Fuenlabrada, reconoce a Juan Pablo Colmenarejo en Buenos Días Madrid que los vecinos viven con “intranquilidad las restricciones y el Ayuntamiento trabaja mucho para intentar aplicarlo de manera coherente. Es farragoso confinar por barrios y no a toda la ciudad completa. Si estamos tan mal como dicen los número es más fácil aplicar un confinamiento general que por áreas sanitarias que al final no sabemos aplicarlo territorialmente”.

Javier Ayala ve las dificultades y comenta las situaciones curiosas. “La calle de la Plaza, que es la vía principal, los pares están confinados y los impares no. A pesar de todo, la gran mayoría de los ciudadanos lo están haciendo bien y han entendido que hay que evitar salir de casa para cuestiones que no sean imprescindibles. Estamos concienciados y es de agradecer”.

"Aún no hemos visto los informes que determinen por qué tenemos ciertas áreas sometidas a restricciones"

“Nos estamos ajustando a las recomendación de Delegación del Gobierno y de la Comunidad para intentar parar los contagios. A todos nos asusta la palabra confinamiento pero parece que estamos en una evolución del contagio y preocupa", afirma.

"Sin embargo, aún no hemos visto los informes que determinen por qué tenemos ciertas áreas sometidas a restricciones. Fuenlabrada es una de las ciudades con población más joven de Europa –continúa-. Y al parecer, este colectivo es el que genera más cadena de contagio. Si lo unimos a la falta de rastreadores y de médicos en atención primaria, supone que estamos en peores circunstancias para esta segunda ola. En Fuenlabrada tenemos tres centros de salud cerrados y en las reuniones de coordinación pedimos que se abran”.

El alcalde fuenlabreño agradece las reuniones con los consejeros, y en ellas insiste en “pedir más información para mejorar las circunstancias de su municipio, siempre desde la lealtad política. Creo que no necesitamos más mensajes que distorsionen la vida política porque esta pandemia es muy complicada de gestionar. En la reunión entre Ayuso y Sánchez se escenificó la colaboración en la misma dirección”.

Las manifestaciones distorsionan

Con respecto a la manifestación convocada contra las iniciativas del gobierno regional. “Es un momento complejo porque no hay que juntarse, aunque sea la manera tradicional de decir que no se está de acuerdo. Es momento de buscar soluciones no de generar distorsión. Me parece razonable de que el PSOE no convoque la manifestación, a pesar de que estoy seguro que coincide con las reclamaciones de los convocantes”.