Edmundo Bal defiende el articulo 155 "como símbolo de que España no cede al independentismo"

El articulo 155 es el "símbolo de que España no cede al independentismo", ha manifestado Edmundo Bal, diputado de Ciudadanos por Madrid y abogado del Estado, en una entrevista con Juan Pablo Colmenarejo en el programa Buenos Días Madrid de Onda Madrid.

Este miérdcoles va a recoger su acta de diputado de Ciudadanos, pero a Edmundo Bal, le puede aún su vena jurista de abogado del Estado. De ahí que crea que el artículo 155 “debe estar siempre encima de la mesa en todo momento, para hacer ver a todos los independentistas, que somos un Estado fuerte, que va a hacer cumplir la Constitución”.

La violencia de los independentistas

A Bal no le parece que el secesionismo haya dado un paso atrás desde el 1-O, más bien todo lo contrario. “Tensan la cuerda y no descabalgan. Tengo claro que en el juicio se ha demostrado que ese día hubo violencia hacia policías, guardias civiles, medios de comunicación, incluso, coacción colectiva hacia ciudadanos no independentistas”.

Y añade que si es sedición o rebelión, dependerá de la decisión final del Tribunal, que plasmará en sentencia justa, con todas las garantías de derecho de las defensas.

Puigdemont, una vergüenza

“Lo que es una vergüenza y una anacronía es que Puigdemont, que está procesado por rebelión, huido de la Justicia y llama fascista al Estado español, pueda representarnos en el Parlamento Europeo”, continúa.

En cuanto al “no es no” de Ciudadanos a Pedro Sánchez, Bal asegura que ya lo habían dicho durante la campaña. “Sólo ofrecimos un pacto de gobierno al PP y ahora a nadie le debe de extrañar que lo confirmemos -explica- El programa electoral es un contrato con los ciudadanos. Eso sí, es llamativo que el candidato del PP nos pida a nosotros la abstención, cuando nosotros no le decimos al PP lo que nos gustaría hacer”.

“Nuestra misión, termina, es asumir el liderazgo firme para ser oposición a Pedro Sánchez y vigilar al gobierno para que no suba impuestos a las familias y no negocie privilegios a territorios, en detrimento de otros”.