Compartir lotería

Compartir lotería es una costumbre muy difundida. Pero, ¿qué ocurre si tienes una participación en un billete agraciado y no recibes tu premio? ¿O si se te ha extraviado o estropeado el décimo? Para no tentar a la mala suerte y evitarte problemas, te contamos cómo compartir sin líos, cobrar el dinero y qué hacer si te roban, se deteriora o pierdes tu boleto. Hablamos con Enrique García, portavoz de la OCU.

Participaciones, mejor por escrito. Un décimo de Lotería es un documento al portador y, en principio, el premio lo recibe quien lo tiene en su poder. El premio en la pareja. Si el matrimonio es en gananciales, se reparte el 50% para cada uno, si el régimen económico es de separación de bienes, el premio es del que lo ha comprado, salvo que se pueda acreditar que se ha comprado a medias.

En caso de pérdida o robo del décimo es fundamental denunciarlo ante la Policía Nacional o Guardia Civil del lugar donde ocurrió el hecho.

¿Dónde y cómo cobrar el premio? hay que identificar en el banco a cada ganador y su porcentaje de participación. Una vez hecho esto, los bancos pueden abonar el premio entero (después de descontar el 20 % del impuesto) en la cuenta de la persona que ya es titular de una cuenta en ese banco y que después repartirá según lo convenido. (((Nunca debes cobrarlo todo uno sin identificar a los otros participantes, ya que al repartirlo puede parecer que está donando el dinero, lo que obligaría al pago del impuesto de donaciones)))

Si el premio es menor de 2.500 euros, podrás cobrarlo en cualquier punto de venta de la red de Loterías. A partir de esa cifra deberás cobrarlo en uno de los bancos concertados, que puede encontrar en www.loteriasyapuestas.es. El premio no se declara en el IRPF, los rendimientos que genere, sí.

6 CLAVES PARA EVITAR PROBLEMAS:

- Guarda tus décimos y haz fotocopias del anverso y del reverso.

- Si compartes décimos, hazlo constar por escrito o en un soporte duradero; las palabras se las lleva el viento y en caso de conflicto no sirven como prueba.

- Si encargas o intercambias décimos enteros, procura recogerlos y pagarlos antes del sorteo.

- Si se pierde el número, denuncia en Comisaría y en Loterías y Apuestas del Estado.

- Si el décimo se estropea, por ejemplo porque se cuela en la lavadora, hay que enviarlo a la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado, que determinará si se puede cobrar el premio. Y si está muy irreconocible, será la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre la que se pronuncie. En esos casos, no intentes recomponerlo y entrégalo en un sobre de plástico.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Consumo