Buenos Días Madrid (09:00-10:00) 10.07.2018

A partir de noviembre, circular por el centro de Madrid en coche privado será prácticamente misión imposible, excepto, claro está, para los residentes. Es la principal consecuencia de la puesta en marcha de la APR, o área de prioridad residencial del distrito centro, que ha sido bautizada como Madrid Central y que fue presentada, por segunda vez, por el concejal Jorge García Castaño, aunque en esta ocasión, con más detalles, con más restricciones y con más adjetivos.

La medida afecta a 472 hectáreas de la capital, concretamente a los barrios de Letras, Cortes, Embajadores, Ópera, Justicia y Universidad y espera poder eliminar el llamado "tráfico de paso", que supone aproximadamente el 20% de los coches que circulan habitualmente por la zona. Los residentes dispondrán de 20 invitaciones al mes para permitir el acceso a los no empadronados en estos barrios, y además de ellos también podrán circular los vehículos que dispongan de las etiquetas ambientales CERO y ECO.

Esta misma semana, todas las plazas de aparcamiento pasarán a ser verdes, es decir, exclusivas para residentes, y, aunque el plan entra en vigor, como les decimos, en noviembre, no será hasta febrero del año que viene cuando se empiece a poner multas a quienes incumplan las prohibiciones. Así que toca ir haciéndose a la idea, sobre todo porque la idea es mejorar la calidad del aire que respiramos en Madrid y eso nos afecta a todos.

Tertulia Esther Jaén y Euprepio Padula.

Mejores Momentos

Programas Completos