Begoña Villacís: "Buscamos debajo de las piedras para que ningún niño duerma en la calle"

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, sobre las personas que esperan cada noche ante la sede del Samur Social, reconoce que Madrid está desbordada de refugiados.

A Juan Pablo Colmenarejo, en Buenos Días Madrid de Onda Madrid, le confiesa que es "consciente de la situación". "A Madrid llegan por encima de 100 refugiados a la semana. El Ayuntamiento tiene competencia en emergencias y ahora hacemos todo lo posible para que todo el mundo duerma bajo techo”.

Unas 30 personas, entre ellas 7 menores, vuelven a pasar la noche al raso ante el Samur Social

Que el Gobierno de Sánchez "se moje"

“Lo cierto, es que todos los que llegan con asilo, son competencia del Estado. La mayoría llegan a Barajas y son de Venezuela, pero también son los que llegan a tierra firme de buques como el Aquarius. El Gobierno se hace la foto y luego se olvida de las personas”, afirma Villacís.

"El Gobierno se hace la foto y luego se olvida de las personas”

“Es una situación inadmisible”, reconoce. “Estamos usando los recursos del Ayuntamiento para atenderles de emergencia pero no son suficientes y pedimos al Gobierno que se moje. Nosotros podemos ayudar pero no responsabilizarnos mientras ellos miran a otro lado. Estamos removiendo las piedras para ampliar plazas en hostales o pensiones para que ningún niño duerma en la calle”, confirma.

La inacción del alcalde de Alcalá

Sobre Valdemingómez, Villacís se remonta a hace cuatro años cuando le preguntaban al alcalde (socialista) de Alcalá de Henares cómo iban las obras de una nueva planta de residuos para el Corredor del Henares. “No decía nada. Ahora ha agotado el tiempo y en seis meses no va a tener lista la planta nueva. Pretende que asuman los vecinos de Madrid la basura. Especialmente los de Vallecas, que llevan años reclamando una solución a los malos olores”.

Cree la vicealcaldesa que una situación así exige el consenso entre los grupos políticos. “Hay que agotar otras alternativas antes de llevar la basura a Valdemingómez. Y en la negociación se tienen que defender los intereses de los madrileños”.

Discrepancia positiva

En cuanto a las “discrepancias” con el alcalde José Luis Martínez Almeida, no sólo no las niega, sino que afirma que son positivas. “Lo fundamental es que el alcalde y yo pensamos lo mismo. Discrepamos un montón pero las diferencias son sanas. Debatimos los temas y conseguimos llegar a acuerdos, siempre con buen talante”