Badiola: “Si se incrementan las medidas restrictivas y se colabora, los contagios empezarán a bajar en Madrid”

Juan José Badiola, director del Centro de Enfermedades Transmisibles y Emergentes de la Universidad de Zaragoza, ha manifestado a Buenos Días Madrid de Onda Madrid, que “en Madrid creo que dentro de unas pocas semanas el problema se aminorará si se incrementan las medidas y se colabora. Primero se estabilizarán los contagios y luego empezarán a bajar”.

Destaca también que “se le ha pedido un gran esfuerzo a la Atención Primaria de forma que por esta labor se ha podido detectar que el 50% de los casos positivos son asintomáticos, y se han detectado a través de los rastreos y esto es una buena noticia”.

Madrid no es un caso aislado

Para Badiola la situación en Madrid “es preocupante porque el número de casos en determinadas zonas está elevándose, pero no es la única situación, Madrid está afectada, pero hay otras comunidades de España que también lo están y no es un caso aislado”.

“Lo que pasa es que Madrid tiene una situación particular, es la capital de España, está en el centro peninsular, con gran densidad de población y sobre todo hay mucha movilidad, ese es el problema que tiene Madrid”

"No hay más que una forma de pararlo, con medidas muy restrictivas y exigiendo su cumplimiento"

Sobre si Madrid pasa ahora por lo mismo que Aragón a finales de julio, Badiola dice que “es una situación muy similar a la que se vivió en Aragón dos meses atrás, y no hay más que una forma de pararlo, con medidas muy restrictivas y exigiendo su cumplimiento, pero Zaragoza no tiene la misma situación que Madrid que tiene muchos núcleos de población grandes”.

No perciben el riesgo

“Hay barrios con condiciones de habitabilidad que no favorecen mucho el no tener contagios, y la posibilidad se acrecienta. Hay sectores de población que no tienen percepción del riesgo, y como el 50% son asintomáticos hay personas que no son conscientes de que no tener síntomas no significa no estar infectado, y eso no lo entienden bien, hay personas que no respetan las cuarentenas porque entendían que estaban bien y que podían salir”.

“Es un problema que tuvimos aquí, y se pusieron controles porque no había forma de que lo respetaran. Por lo que debe haber aplicación drástica de medidas”.

Badiola recomienda intensificar las medidas “en aquellas zonas donde hay más contagios, lo que pasa es que en un núcleo urbano que se pueda controlar la movilidad, los barrios son más difíciles porque están interconectados y ahí es más difícil controlar la movilidad. Pero la clave es cumplir las mediadas y hacerlas cumplir”.

“Y hay que tener paciencia porque las medidas no dan resultado de manera inmediata, en Aragón dieron resultado no a los 14 días, sino más tiempo, cuando hay una transmisión comunitaria establecida se demora”.

“Y en Madrid creo que dentro de unas pocas semanas el problema se aminorará si se incrementan las medidas y se colabora. Primero se estabilizarán los contagios y luego empezarán a bajar, aunque es un territorio complicado”.

“Vamos a ver qué influencia tiene la llegada del otoño y la bajada de las temperaturas, cuando la gente tiene menos tendencia de estar en la calle”. Cree Badiola que influirá la incorporación a los colegios, pero cita que en Madrid los contagios son bajos “y yo lo esperaba porque los colegios, a pesar de lo pudieran decir las comunidades, han estudiado la situación previamente, es que da la impresión de que no habían hecho nada, lo cual no es verdad, estaban estudiando varios escenarios".

"Creo que los colegios se han esmerado en adoptar medidas. La vuelta a los colegios, afortunadamente, no está siendo un grave problema”

"Creo que los colegios se han esmerado en adoptar las medidas que dificulten al máximo los contagios. La vuelta a los colegios, afortunadamente, no está siendo un grave problema”.

El uso de mascarillas puede reducir los casos de gripe

Sobre si la gripe común complicará la situación, Badiola señala que es muy posible “que pase lo que ocurre en otros países” y pone como ejemplo Australia “que está en el hemisferio sur y pasan del invierno al verano y allí las cifras de gripe se han reducido de una manera espectacular, es muy posible que el uso de mascarilla reduzca los casos de gripe”.

“Lo que plantea es un problema de diagnóstico –afirma- porque los síntomas de una y de otro son muy parecidos, es cuestión de diferenciarlos porque nada tienen que ver entre sí, pero Madrid tiene un potente sistema sanitario con una red hospitalaria realmente grande. Donde sí hay problemas, y no solamente en Madrid, es en la Atención Primaria porque ha caído sobre ellos la recepción de los pacientes y después los rastreos”.

Exigencias a la Atención Primaria

“Se le está exigiendo mucho a la Atención Primaria –subraya- y a veces, los médicos que entran nuevos no están muy atraídos por la Atención Primaria, lo cual es un error. A mí me parece que el médico fundamental es el médico de base. Los médicos están pasando un momento malo, no solo en Madrid, también en otras comunidades”.

Los rastreadores no han fallado

Sobre si ha fallado el rastreo, Badiola dice que “yo no tengo una visión tan negativa, yo creo que no, otra cosa es que pueda haber insuficiencias puntuales y no es una cuestión nada fácil porque el sanitario, además de utilizar sus conocimientos, se convierte en un interrogador policíaco, y a quienes se les pregunta por los contactos unos ni se acordarán y otros ni querrán acordarse, y tener que separar el grano de la paja no es fácil”.

Se le ha pedido un gran esfuerzo a la Atención Primaria –subraya- de forma que por esta labor se ha podido detectar que el 50% de los casos positivos son asintomáticos, y se han detectado a través de los rastreos y esto es una buena noticia”.