Aquí no hay playa. Programa del lunes 16 de abril de 2012

LO RESCATAN DE UN BALCÓN, DONDE SE ESCONDIÓ POR EL ACOSO SEXUAL DE UNA MUJER

La policía alemana tuvo que socorrer a un hombre que se había refugiado en el balcón de un apartamento para escapar de una mujer que, tras varias horas de pasión, exigía más sexo a su amante.

El hombre, de 43 años, conoció a la mujer en un bar de Múnich, en el sur del país, y aceptó la invitación de ir a la casa de ella. Agotado tras mantener relaciones durante varias horas, el hombre quiso marcharse, pero la ninfómana no le dejó salir del apartamento.

Al hombre no le quedó otra alternativa que huir al balcón y lanzar una petición de ayuda a la policía por teléfono móvil a la policía. Los agentes que acudieron al lugar del incidente también sufrieron el acoso de la mujer, aunque sin éxito, según se encargó de destacar un portavoz de las fuerzas de seguridad.

La mujer, que fue esposada y trasladada a comisaría, deberá comparecer ahora ante los tribunales bajo sospecha de acoso sexual y privación de libertad.

Pero hoy hablaremos de otra noticia que nos ha llamado la atencion:

CONFIESA QUE NO HIZO NADA DURANTE 14 AÑOS EN EL TRABAJO

Un funcionario alemán, de 65 años, ha admitido que no hizo absolutamente nada durante 14 años en el correo electrónico de despedida que envió a su medio centenar de compañeros de trabajo tras saber que había sido despedido como consecuencia de los recortes.

Según The Telegraph, en el suculento correo que envió a sus compañeros funcionarios, y que se filtró al diario alemán Westfalen-Post, contaba que había ganado 745.000 euros por no hacer su trabajo. "Desde 1998, estaba presente, pero en realidad no estaba allí. Así que voy a estar bien preparado para la jubilación".

The Telegraph afirma que el hecho de que un funcionario alemán admita que estuvo cobrando su sueldo durante 14 años sin hacer nada debería ser vergonzoso para Alemania. Sobre todo, teniendo en cuenta que el país teutón está instando a otros, como Grecia y España, a llevar a cabo recortes en el sector público.

El funcionario alemán, que había trabajado en Menden, en una oficina municipal como inspector del Estado ha acusado a las autoridades de crear estructuras ineficientes. También les acusa de contratar a varias personas para hacer el mismo trabajo y de comprar ordenadores y software inutilizables.

Enlace.A pesar del revuelo que ha levantado la noticia, el funcionario en cuestión no ha querido hacer declaraciones ya que, según dice, "el correo electrónico no estaba destinado a hacerse público".

Por su parte, el alcalde de Menden, ha dicho que ha sentido rabia al ver el correo electrónico, ya que el empleado nunca se había quejado por no tener suficientes cosas que hacer durante sus 38 años de trabajo. También ha querido dejar claro que no habrá sanciones contra el ex funcionario.