Ser maleducado, ahora sale caro

Aquí en Madrid

| 06.10.2015

Tirar chicles o papeles en la calle, sacudir el mantel por la ventana, regar las plantas chorreando agua hacia abajo u orinar en la vía pública serán algunas de las feas costumbres que apartir de ahora nos pueden salir muy caras, con multas de hasta 750 euros. Y es que se trata de infracciones leves recogidas en la Ordenanza de limpieza de los espacios públicos. Un reglamento municipal que incluye en sus 44 páginas las actuaciones prohibidas para no ensuciar la vía pública.