Malasaña, prohibido descansar en fin de semana

Aquí en Madrid

| 09.02.2015

Ruidos, peleas, música a todo volumen, violencia, amenazas, basura... este es el panorama nocturno del madrileño barrio de Malasaña. Los vecinos están hartos, no pueden dormir apenas y tienen miedo hasta de protestar por temor a represalias. Así es el sentir vecinal en Malasaña.