Gato por liebre en los viajes

Aquí en Madrid

| 07.08.2015

Ha buscado el hotel perfecto para sus vacaciones, el complejo en primera línea de playa, esa oferta irresistible de última hora con una piscina espectacular, habitaciones modernas... Y luego se ha encontrado con algo muy diferente a lo que venía en las fotos, en la web, o que le había contado al contratar...

Cuando la realidad no se corresponde con lo que hemos contratado, las instalaciones están en mal estado, sucias... lo mejor es reclamar, en primer lugar mediando con el establecimiento y si no en la oficina del consumidor.