Curiosos robos

Aquí en Madrid

| 15.09.2015

En pocos segundos tres individuos equipados con pasamontañas robaron varias cajas del vehículo de un comercial en Madrid y se dieron a la fuga en un coche de alta gama. Un golpe muy profesional para llevarse un botín de lo más curioso: mil doscientas peonzas de plástico.

Pero éste no ha sido el único robo curioso que se ha producido en Madrid. En los últimos meses hemos sido testigos de la desaparición de los tiradores de los portales en numerosas calles de Madrid, del robo de contenedores de obra de gran peso e incluso de un oso de peluche gigante.

En principio podríamos pensar que se trata de bromas de mal gusto o que son robos absurdos, pero todos ellos implican un alto coste para las personas que los sufren.