Cárcel por espiar el móvil

Aquí en Madrid

| 20.09.2016

Un joven de Jaén, de 22 años, se enfrenta a siete años de prisión por controlar a su novia a la que regaló un móvil con un programa espía instalado que le permitía acceder en todo momento a su ubicación, así como a todo el contenido de su dispositivo telefónico incluidas las contraseñas.

El acusado, según la fiscalía, comenzó a salir con otra joven con la que mantuvo una relación desde octubre de 2014 a julio de 2015. Durante este tiempo, sostienen, "ha humillado y vejado, así como controlado y aislado a su pareja".

Los programas espía pueden hacer público todo el contenido de un móvil: fotos, videos, contactos, conversaciones y contraseñas: la vida de una persona. Nosotros hemos acudido a un abogado, Francisco Andújar, que asegura que "la intimidad de una persona es sagrada" y podría incurrir en un delito con pena de cárcel.

Pero, ¿y cómo sabemos si nos están espiando el móvil? El hacker Pablo González nos da las pautas para empezar a sospechar que tenemos un programa espía en nuestro teléfono: aparición de aplicaciones desconocidas en nuestro smartphone, activación del icono de ubicación, consumo exagerado de datos...