Cada vez más cosas no están permitidas

Aquí en Madrid

| 19.07.2017

Sacar la silla a la calle para tomar el aire: PROHIBIDO; refrescarse los pies en el agua de la fuente pública cuando Lorenzo aprieta hasta los 45 grados: PROHIBIDO; conducir con chanclas o descalzo o sin camiseta: PROHIBIDO; los niños jugando al fútbol en la plaza: PROHIBIDO.

A priori son cosas que se han hecho toda la vida y que los reglamentos y ordenanzas han ido incorporándolos para su posterior restricción. Mucha gente lo desconoce y las multas y sanciones nos pueden salir por un ojo de la cara: desde 120 hasta los 750 euros. ¿Estamos en la era de las prohibiciones?