Vivir en primera linea... de carretera

Aquí en Madrid

| 09.03.2016

Los que en los años sesenta era un paseo arbolado con dos carriles para coches, a mediados de los ochenta se convirtió en una vía de 6 carriles. El Paseo de Extremadura es un infierno para los vecinos de Batán.

Ni con las ventanas cerradas se libran del ruido, aunque ese no es el único problema. La zona es una de las zonas más contaminadas de Madrid y los accesos al barrio por pasos subterráneos son escasos y peligrosos.