La ciencia más divertida

La ciencia más divertida

Hemos descubierto que hay un programa informático que sabe distinguir las 'falsas sonrisas' de las sinceras, nos explican que los seres humanos somo fieles geneticamente y jugamos a ser científicos y creamos una corriente electromagnética emulando una campana de Franklin.