La desigualdad también se nota en vacaciones

La desigualdad también se nota en vacaciones

Este verano, tres de cada diez españoles se quedarán en casa porque no se pueden permitir unos días de descanso en la playa y, en contraposición, dos de cada tres gastarán más de 1.000 euros en una estancia media de 15,8 días.

Pero sólo un pequeño grupo de afortunados, el 3%, se irá de vacaciones todo un mes completo. ¿Y a qué tipo de alojamiento? ¿Hotel, apartamento o visita en casa de un familiar? En este punto las diferencias sociales también se notan.

El 41% reservará un hotel, el 22% se irá a una casa en propiedad o disfrutará la de amigos y familiares, y sólo el 19% optará por un alquilar un apartamento turístico.

La elección que sí comparten los españoles con más y menos recursos es el tipo de destino: sol y la playa, aunque con matices.

Por ejemplo, los españoles con menos renta se deciden por destinos como Benidorm, Roquetas de Mar y Salou, frente a los que tiene más presupuesto: que eligen zonas como Sanxenxo, Marbella o Calvià, en Mallorca.

La desigualdad de la sociedad española se reflejan en destinos, presupuestos y hasta en tipo de alojamientos, y en pleno verano deja al 34% de los españoles en casa sin vacaciones porque no se lo pueden permitir.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Vacaciones