Hallan una soga, el arma homicida con la que el descuartizador de Valdemoro mató a su víctima

Hallan una soga, el arma homicida con la que el descuartizador de Valdemoro mató a su víctima

Asfixiándola con una cuerda. Así pudo terminar Leonardo con la vida de Belén, su víctima, de 18 años, vecina de Valdemoro. Es el arma homicida que han encontrado los investigadores de la Guardia Civil en el último registro efectuado en su vivienda. Una soga que responde también a los últimos análisis forenses practicados a la víctima.

El descuartizador de Valdemoro mató a Belén en el macabro y satánico escenario de su casa
La víctima tenía unas marcas en el cuello que podrían corresponder a la soga

Tenía unas marcas en el cuello que podrían corresponder a esta soga. La soga solía utilizarla, al parecer para practicar juegos sexuales. Aunque en un primer momento Leonardo no quiso declarar posteriormente sí que confesó a los agentes que había intentado estrangular a la joven porque se había reído de su acento colombiano.

El descuartizador de Valdemoro pretendía hacerse una careta humana con su víctima

También había comentado a sus compañeros que tenía ganas de experimentar una muerte, y que no había sentido nada. Son los últimos datos que conocemos de este escabroso suceso. El juez ya ha pedido que se lleve a cabo un nuevo informe médico.