Felipe VI: "España debe ser de todos y para todos"

Felipe VI: "La esencia del parlamentarismo es el acuerdo"

El Rey Felipe VI ha inaugurado este lunes la XIV Legislatura llamando a los parlamentarios a trabajar por el interés general de todos los españoles: "España no puede ser de unos contra otros; España debe ser de todos y para todos", ha proclamado.

"España no puede ser de unos contra otros; España debe ser de todos y para todos"

"Así lo ha querido la sociedad española desde hace más de 40 años. Así lo sigue queriendo y, sobre todo, así lo merece", ha dicho el jefe de Estado en su discurso en el Hemiciclo ante diputados y senadores. El Rey ha confiado en que se inicie un periodo político en el que se decida cómo resolver los problemas de los ciudadanos a través de la reflexión, el debate y el diálogo, y teniendo como "base firme" la Constitución, porque ésta "ha sido el lugar de encuentro de todos los españoles, de diferentes modos de entender y sentir España".

La Constitución, ha recalcado, tiene una "inequívoca vocación integradora e incluyente" a la vez que es respetuosa con la "pluralidad y diversidad territorial" de España. El Rey ha incidido en que la Constitución "nació del diálogo y el acuerdo, y también para el diálogo y el acuerdo", ya que nació "proyectándose hacia el futuro como un marco político pactado y compartido" para el desarrollo de la vida democrática.

Además, ha recordado que los tres pilares esenciales sobre los que se ha construido la España actual, Estado Social, Estado Democrático y Estado de Derecho son "inseparables e indisociables los unos de los otros de una misma realidad".

Batet destaca la labor de la Monarquía

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha destacado la labor realizada por la Monarquía en el impulso del consenso y la necesidad de acuerdos y ha considerado que la crítica "respetuosa" no la debilita, sino que la fortalece frente a quienes quieren apropiarse de esta institución.

En su discurso en la sesión de apertura solemne de las Cortes, presidida por Felipe VI, ha dado las gracias al monarca por su compromiso, así como por su función, posición institucional, y el desempeño de su tarea, antes de terminar con un "Viva la Constitución y Viva el Rey".

Batet ha destacado que la Monarquía ha sabido mantener "sin excepción" su posición institucional y ha servido para superar la "legítima dinámica de competencia entre partidos políticos", además de ser "permanente referencia de los valores constitucionales compartidos y de la vocación de diálogo y consenso".Un diálogo que ha dicho, citando las propias palabras de Felipe VI en esta misma tribuna hace cuatro años, "sincero y leal" y siempre desde "el respeto y observancia de la ley y las decisiones de los tribunales".

Batet: "La Monarquía ha sabido mantener "sin excepción" su posición institucional para superar la "legítima dinámica de competencia entre partidos políticos"

Ha recordado que la Monarquía constituye la Jefatura del Estado "nacida de la voluntad democrática de la ciudadanía" y su compromiso "con las libertades, consciente como nadie de la importancia de las instituciones", cuyo normal funcionamiento siempre ha respaldado el rey.

Por eso, ha considerado que "no son la crítica ni la discrepancia, expresadas respetuosa y razonadamente, las que debilitan una institución firme y consciente de su legitimidad y posición" Al contrario, "esas críticas contribuyen a su fortaleza, basada ante todo en su condición integradora y de patrimonio común a toda la sociedad y a las fuerzas políticas", según Batet, que cree que además contribuyen a "evitar el peligro de su apropiación partidista y excluyente".

Iglesias y los ministros de Unidas Podemos aplauden al rey

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y los ministros de Unidas Podemos han aplaudido a los reyes y sus hijas a su llegada al hemiciclo del Congreso al inicio de la sesión solemne de la apertura de la XIV Legislatura, un aplauso que no han secundado la mayoría de los diputados de su grupo.

Como es habitual, don Felipe y doña Letizia, junto a sus hijas, han accedido al hemiciclo por la puerta que está situada detrás de la presidencia de la Cámara Baja. Los diputados de PSOE, PP, Vox, Ciudadanos y de algunos partidos minoritarios se han puesto en pie y han brindado una cerrada ovación al jefe del Estado, que se ha prolongado durante algo más de un minuto. Antes de acceder al hemiciclo, Iglesias y los ministros de Unidas Podemos, que se han estrenado en el banco azul con los otros integrantes del PSOE del Gobierno de coalición, se han levantado.

Los nacionalistas se ausentan del hemiciclo

Los diputados de ERC, JxCat, CUP, EH Bildu y BNG se han ausentado del hemiciclo después de leer un manifiesto titulado "No tenemos rey. Democracia, libertad y repúblicas", en el que rechazan la monarquía por ser "una institución anacrónica heredera del franquismo" y exigen al rey que deje de tutelar a los gobiernos y parlamentos que emanan de la voluntad popular.

"La monarquía española y su máximo exponente, el rey de España, no nos representa", afirma el texto que han leído en catalán, gallego y euskera varios diputados de las formaciones soberanistas, entre ellos, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián.

En la sesión de investidura de Pedro Sánchez, celebrado el pasado 7 de enero, el rey se convirtió en uno de los protagonistas del debate por las duras críticas que recibió por parte de EH Bildu y de la CUP, a las que replicaron PP, Vox y Cs.