Carmen Martínez Bordiú tendrá que pagar medio millón de euros en impuestos impagados por una venta de acciones

La Audiencia Nacional ha condenado a la nieta de Francisco Franco, Carmen Martínez Bordiú, a pagar medio millón de euros por impuestos impagados tras conseguir 9,9 millones de euros por la venta de unas acciones en el año 2006.

Fue en el año 2000 cuando Martinez Bordiú adquirió, mediante escritura pública de donación, 42 acciones de una inmobiliaria que pertenecían a su madre, pero ella solo declaró en el IRPF 57.000 euros como ganancia patrimonial.

Una cifra que Hacienda estima que habría intentado pagar menos impuestos excusándose en que los inmuebles adquiridos con el dinero obtenido por la venta de acciones formaba parte de su actividad económica.

Mejores Momentos