Más de 11.000 personas optan a las 350 plazas de nuevo ingreso para el cuerpo de maestros de la Comunidad de Madrid.

Se juegan su futuro