15 nigerianos han sido detenidos. Operaban en cuatro ciudades españolas, entre ellas Alcala de Henares.

Golpe al narcotrafico