Dos detenidas por obligar a prostituirse a una compatriota en Casa de Campo

La Policía Nacional ha detenido en Madrid a dos mujeres nigerianas que explotaban sexualmente a una compatriota en la Casa de Campo de la capital a la que coaccionaban con prácticas de vudú, informa este Cuerpo.

Las arrestadas la obligaban a prostituirse para saldar una deuda de 60.000 euros adquirida por su traslado a España.

La investigación se inició el pasado mes de septiembre cuando los agentes tuvieron conocimiento de que en la Casa de Campo se encontraba una joven ejerciendo la prostitución porque estaba siendo coaccionada.

Las primeras investigaciones desarrolladas sirvieron para averiguar que la joven había sido captada en su pueblo natal en Nigeria por el marido de una de las detenidas con la falsa promesa de un trabajo en Europa.

Para trasladarla a España se le facilitó documentación falsificada y una vez en territorio español fue informada de los verdaderos motivos de su viaje, ejercer la prostitución para saldar la deuda generada con la organización de aproximadamente 60.000 euros.

Los investigadores comprobaron que se ejercía un control absoluto sobre la joven y que era vigilada en todo momento por otra mujer nigeriana que también ejercía la prostitución en la zona.

La encargada de vigilar a la víctima informaba a su jefa de todos sus movimientos y si en algún momento la joven no cumplía con su cometido recibía golpes como castigo.

Tras confirmarse que esta persona era víctima de explotación se aplicaron las medidas de protección y recuperación previstas en el protocolo de protección y recuperación de víctimas de trata de seres humanos y se realizaron gestiones para identificar y detener a las dos mujeres encargadas del alojamiento y la explotación de la joven.

Una vez puesta a salvo la víctima los agentes comprobaron que la principal implicada en la investigación había comprado un billete de avión con destino a Nigeria con fecha inminente para abandonar España por temor a ser arrestada.

Sin embargo fue localizada y detenida al igual que la prostituta responsable de vigilar a la víctima.

En el registro del domicilio de la primera arrestada se intervino documentación de la víctima y un cuaderno con anotaciones de registro de la contabilidad de los pagos a cuenta de la deuda contraída por la afectada.