Lasquetty argumenta que el PSM no tiene legitimidad para presentar el recurso contra la externalización y que sólo tiene interé

La Comunidad de Madrid ha presentado este mismo viernes sus alegaciones ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) tras la suspensión cautelar del proceso de externalización de los seis hospitales públicos y sostiene que la corrección de errores en los pliegos referido a las garantías reclamadas a los aspirantes -que suscitó el recurso del PSM- favoreció precisamente la concurrencia de las empresas.

En concreto, se expone al tribunal que hasta el momento de su publicación (3 de junio), no se habían presentado ninguna oferta y que "no perjudicó a nadie" puesto que, la mejor prueba, es que "ninguno de los posibles licitadores recurrió o presentó ningún tipo queja".

"No sólo no hubo nadie perjudicado sino que en todo caso la corrección de errores favorecía una mayor concurrencia de ofertas", ha explicado el consejero del ramo, Javier Fernández-Lasquetty, para destacar, a su vez, que tras la subsanación de ese error quedaban días suficientes para formalizar propuestas.

Fernández-Lasquetty lo ha detallado así a los medios de comunicación tras la presentación del protocolo 'Código Infarto Madrid, explicando que los letrados han registrado este viernes las alegaciones y que las mismas pivotan sobre cinco argumentos fundamentales.

Entre ellos, Lasquetty ha señalado que una de las razones es que "mantener la suspensión cautelar" supondría un "perjuicio" para los madrileños porque impediría la aplicación de una medida de ahorro y sostenibilidad del sistema sanitario. "El interés del PSM y de Tomás Gómez es puramente partidista y está en contra del interés público, de tal forma que causaría un perjuicio a todos los madrileños", ha apostillado luego.