La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría: "No va a haber rescate ni el rescate es una opción".

Niega una ayuda de 300.000 millones