La Comunidad presta "especial atención" al inspeccionar el transporte escolar

La Inspección de Transportes de la Comunidad de Madrid ha prestado este año "especial atención" a los vehículos con menos de 9 plazas, al transporte escolar y a los camiones con exceso de peso, ha explicado hoy el viceconsejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda, Borja Carabante.

Carabante ha asistido esta mañana a un control de pesaje de camiones en la localidad de Venturada, donde ha ofrecido el balance de las inspecciones realizadas en carretera y en sedes de empresas de transporte profesional en el primer semestre de 2013.

Según una nota de la Comunidad de Madrid, se han realizado 900 controles de transporte en carretera en lo que va de año y en ellos han sido inspeccionados 42.000 vehículos dedicados al transporte profesional.

La Consejería de Transportes cuenta con seis básculas de pesaje fijas y nueve móviles, que utiliza en colaboración con la Guardia Civil, ha declarado el viceconsejero.

Los 900 controles en ruta, realizados conjuntamente con las Fuerzas de Seguridad del Estado o con las policías locales, se han complementado con inspecciones periódicas en las sedes de las empresas del sector.

Asimismo, se han realizado quince controles coordinados entre el Ministerio de Fomento con el resto de las comunidades autónomas, en los que se han controlado 569 vehículos.

Según la Comunidad de Madrid, una de las actuaciones "más relevantes" es la de velar por el cumplimiento de las normas de instalación y uso del aparato tacógrafo y del limitador de velocidad.