¿Sube el volumen de la publicidad?

¿Sube el volumen de la publicidad?
¿Sube el volumen de la publicidad?

Un espectador se ha dirigido a esta Oficina de Participación de la Audiencia para comentar que “cuando se inicia el bloque de publicidad se sube de forma desproporcionada el volumen de la tele. Esto es molesto siempre, pero especialmente cuando se pone la tele con el volumen bajo en horas de descanso para no molestar al resto de la familia”.

Tras consultar con la Dirección de Tecnología e Ingeniería, se responde a este espectador que, según el artículo 14.2 de la Ley 7/2010, de 31 de marzo, General de la Comunicación Audiovisual: “Tanto los mensajes publicitarios en televisión como la televenta deben estar claramente diferenciados de los programas mediante mecanismos acústicos y ópticos según los criterios generales establecidos por la autoridad audiovisual competente. El nivel sonoro de los mensajes publicitarios no puede ser superior al nivel medio del programa anterior.”

Actualmente casi todos los centros emisores, como es nuestro caso, tienen equipamiento y procesadores electrónicos que velan por el cumplimiento de esta norma. Por otro lado, la publicidad con el objetivo de penetrar en el consumidor, usa compresores de dinámica o incluso algoritmos de proceso digital denominados maximizadores, que sin saltarse esta norma explota al máximo ciertos aspectos físicos de la señal, el margen de frecuencia, con sus irregularidades, la distribución energética por bandas, y los fenómenos de enmascaramiento.

Esperamos que, aunque la respuesta pueda resultarle algo técnica, le aporte información útil.